Japón – Nikko, el santuario de los templos

Nikko es uno de los grandes imprescindibles de Japón sobre todo si cuentas con pocos días y no te apetece estar viendo templos una y otra vez en las grandes ciudades del país.

Creemos fervientemente que aquí te encuentras con un conjunto exquisito de templos y santuarios que harán que el resto de templos te gusten pero confieses “es que no son los de Nikko”. Palabra.

Nikko significa “luz del sol” y se encuentra en la prefectura de Toshigi, siendo Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO desde 1999 y uno de los centro de budismo más importantes del mundo.

Soy World Heritage y tú no.

 

Cómo llegar:

  • Desde Tokyo, es aconsejable coger un Shinkansen hasta Utsunomiya (incluído en la JR pass)
  • En Utsunomiya has de coger otro tren (también incluído en la JR) que te lleva hasta Nikko. En cuanto bajas en Utsunomiya, te indican claramente dónde coger éste tren. No tiene pérdida.
  • Cuando bajas en Nikko, existe la posibilidad de subir en autobús hasta la zona de los Templos, si bien nosotros preferimos dar un paseo (cuesta arriba, eso sí) de unos 25 minutos.

Una vez que llegas puedes contemplar el Shinkyo (“puente sagrado”) cuya fecha de construcción es imprecisa, pero su atemporalidad lo hace francamente majestuoso.  Por unos 5 EUR puedes cruzar hasta la mitad del él, nosotros preferimos contemplarlo desde la distancia.

Puente Sagrado.

Avanzando un poco llegamos a la zona de “Sannai” que significa, literalmente, “zona de santuarios y templos”.

A primera vista, resulta un conjunto impresionante de templos, con una arquitectura y una ornamentación absolutamente exquisita. Los colores vivos y los frontales, profusamente decorados contrastan vivamente con los más de 13000 cedros que rodean este lugar, aumentando aún más, si cabe, la majestuosidad de estos santuarios.

img_20160712_123109

Conforme caminamos, podemos concentrarnos mucho más en los detalles de cada uno de los templos; virguerías en madera bañadas en pan de oro, paisajes tallados con una profundidad asombrosa, esculturas policromadas con increíbles detalles…. Una auténtica maravilla.

p7123328

Uno de los templos más majestuosos es el Templo de Toshogu, siendo éste el más grande de la zona. Lamentablemente, cuando nosotros estuvimos se encontraba en obras, no obstante pudimos ver los detalles de la suntuosa y lujosa portada.

p7123338
El espectacular frontal de Toshogu

Resultan curiosos algunos detalles que nos llamaron mucho la atención de los templos:

Los Tres monos sabios: una imagen muy conocida (especialmente ahora con los iconitos de whatsap!) Cuenta la leyenda que fueron enviados a la tierra por los dioses para delatar las malas acciones de los hombres.

p7123329
Cuidado, Humanidad. Estos monos nos vigilan.

El elefante imaginario: uno de los dos elefantes fue realizado por el artista nunca habiendo visto un elefante anteriormente, seguro que sabes cuál de los dos es! 😉

p7123331

El gato durmiente: Se cuenta que ese gato tornó a la vida mientras sus escultores dormían para comerse las viandas que habían preparado para celebrar que habían terminado el templo de Toshogu….los restos de comida que había a su alrededor delataron al minino…

p7123353

Tip:  Como si fuera la rana en Salamanca, esta pequeña figura es tradición buscarla por todo el templo….Te deseamos buena búsqueda!

Las empinadas escaleras: empinadas de verdad, sobre todo las laterales… mucha fuerza y ánimo, que luego las vistas merecen la pena 🙂

img_20160712_125857
Esta pareja nos pareció muy entrañable, se ayudaban uno al otro tirando de la toalla. <3

Alejándonos un poco del “Sannai” (zona de templos) nos acercamos hasta Kanmangafushi abyss; una pequeña garganta formada tras la erupción del monte Nantai, siendo ahora un agradable paseo a la orilla del río acompañados perennemente por los Jizos, ataviados con su característico ropaje color rojo. Está algo escondido, pero es un paraje absolutamente fascinante.

img_20160712_153742

El nombre de Bade Jizo (Jizos fantasmas) proviene de la creencia de que el número de jizos a la ida siempre será distinto al número de jizos que contarías a tu vuelta del paseo.

p7123405
Los contamos dos veces…. no coincidió ni una sola vez.

La verdad es que, como colofón a la excursión a Nikko, resulta un contraste muy marcado el bullicio de la zona de los templos con el misticismo y tranquilidad que emana Kanmangafushi haciendo de la excursión de un día una jornada redonda.

p7123408

Recomendaciones y consejos:

  • Madruga: Es uno de los lugares más turísticos y por tanto, más masificados de Japón. Intenta ir temprano para aprovechar las primeras horas un poco más vacías.
  • Desafortunadamente, algunos de los grandes templos están en obras (y algunas van para largo). No habrá más remedio que volver 😉
  • Si vas en verano y con chanclas, lleva calcetines en tu mochila, en algunas zonas es obligatorio ir descalzo. Abrígate bien en invierno.
  • Lleva agua, zona turística implica que las botellas incrementen el precio a unos niveles de sangre de unicornio. Además, es una zona muy húmeda y cuando el calor aprieta, aprieta de verdad.
  • Dale un repaso a nuestro post sobre los consejos para tu viaje a Japón 🙂

¿Y tú? ¿Has estado en Nikko? ¿Te gustaría visitarlo alguna vez? Déjanos tu comentario!

Hasta la próxima!

 

2 comentarios en “Japón – Nikko, el santuario de los templos

    • Buenos días Sara! Gracias por tu comentario!
      Para nosotros mereció la pena pasar un día entero allí y disfrutar de una zona absolutamente mágica.

      Eso si, hay mucha gente, pero como en muchos puntos turísticos de Japón. (si vas no te pierdas la zona de Jizos, que no todo el mundo suele ir!)

      Un abrazo!

Deja un comentario

error: Content is protected !!