Nápoles, pizza y Mafia

De Roma a Nápoles – (Parte 2)

(Ir a Roma – Parte 1)

Después de tres intensos días viendo Roma decidimos que era el momento de iniciar nuestra ruta al Sur de Italia.

1º Parada – Nápoles

Es curioso darse cuenta de que sin haber puesto un pie en Nápoles ya teníamos una película hecha y nunca mejor dicho, nos imaginábamos una ciudad gris, llena de humo por los coches y los cigarrillos de los mafiosos de impoluto traje negro y voz ronca, reunidos en pequeños corros por su calles. Mirando a su alrededor con cierto aire taciturno en donde seguro se fijarían en tí y te preguntarían algo así como “tengo una oferta que no podrás rechazar” y ya estaría el lío montado.

Era el momento de vivir nuestra película e íbamos con la intención de desmontar todos esos tópicos que seguro no merecían.

Nos dirigimos al aeropuerto de Roma para alquilar un coche. Nos habían hablado muy bien la compañía AutoClick y no nos lo pensamos. Nos fueron a buscar al aeropuerto, todo un detalle y para nuestra sorpresa, nos dieron un coche nuevo y con Internet integrado por un precio más que asequible. La suerte estaba de nuestro lado. Y sin más dilación rumbo a Nápoles. (Recomendamos alquilarlo con seguro a todo riesgo).

Prácticamente todo el camino es autopista, se pasan varios peajes con un coste total de unos unos 17€.

Mención especial al tráfico de Nápoles. ¡Es un caos! Tópico confirmado. No hay reglas ni normas y muchísimo tráfico. Los stops, cedas dan igual así que os recomendamos el gran refrán; “donde fueres, haz lo que vieres”. Tened cuidado. Quizás coincidió que era hora punta así que os animamos que nos contéis vuestras experiencias.

Aparcar se torna casi imposible así que después de varias vueltas decidimos dejar el coche en un parking por 13€/24horas y nos fuimos a recorrer Nápoles.

Nuestro día coincidió que amaneció nublado incluso nos llegó a llover así que otro tick al topicazo de que Nápoles es gris. A su favor hay que decir que nosotros fuimos en Marzo, así que seguramente ayudaba.

En cuanto a la inseguridad, nosotros no notamos que fuera especialmente peligrosa pero imagino que como cualquier otro sitio hay que tener cuidado, suerte y evitar ciertas horas y zonas. Tópico en duda.

Vista del Vesubio desde Nápoles

Empezamos nuestra ruta disfrutando de las magnificas vistas que nos ofrecía el paseo marítimo hasta el Castell del Ovo…

Castel dell’Ovo

Subiendo al Palacio Real, recorrimos la Calle Toledo, hasta la Plaza de Dante.

Plaza del Plebiscito en Nápoles

El centro Histórico de Nápoles es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, encontrareis una riqueza monumental maravillosa. La estatua que a continuación veréis, data entre el II Y III A.C. Es considerada el corazón del Centro Histórico.

Largo Corpo di Napoli

Continuamos por Piazza Gesú Nuovo y Domenico hasta llegar a la pizzería L´Antica da Michele, donde se encuentran las consideradas mejores Pizzas del mundo. Recomendable 100%, eso sí, un día entre semana a las 15:00h ármate de paciencia porque habrá una cola infinita. Nosotros tuvimos que esperar una hora y pico.

Pizzería L´Antica da Michele

Los precios son más que asequibles y aunque su carta no es muy variada, sólo tienen dos tipos de pizza, Margherita y la Marinara pero llevadas a la excelencia con una masa que dista mucho de lo que conocemos en España. Merece la pena que vayáis.

*Nota: para pedir turno, aunque veas que hay un montón de gente fuera, hazte un hueco y entra dentro del restaurante, habla con el camarero para que ten den un número y después tendrás que salir de nuevo y esperar a que te llamen. No os extrañéis si os ponen en una mesa con desconocidos, cada hueco vale oro, así que tomároslo con humor y disfrutad de la experiencia. A nosotros nos tocó con una pareja de napolitanos que al descubrir que éramos españoles, no tardaron en demostrarnos su buen manejo de nuestro idioma, cantándonos la famosa canción de “Despacito” de Luis Fonsi.

Ya con la tripa llena, seguimos descubriendo sus calles llenas de contrastes, donde los colores y el descuido de sus fachadas se entremezclan con un orden que sólo ellos pueden entender, dandole un aire romántico que sólo ciudades con grandes historias tienen.

 

Patrulla viajera

Deja un comentario

error: Content is protected !!