Japón- Subida al monte Fuji

Preparando la ruta para nuestro periplo por Japón, hubo muchas veces dudas sobre qué sitios visitar y cuáles no, tantas cosas para ver en tan poco tiempo…

Sin embargo uno de los que consideramos imprescindibles siempre estuvo ahí, por el enorme componente de aventura y la prometedora experiencia personal, la subida al Fuji. De hecho, el Fuji-San, monte sagrado para los japoneses, es la montaña más subida del mundo, así que no podíamos perdérnoslo.

RUTAS

El primer paso es elegir la ruta. Existen cuatro rutas principales: Fuji-Subaru (Yoshida), Subashiri, Gotemba y Fujinomiya. Cada una sale desde su quinta estación de nombre homónimo. Este paso fue fácil para nosotros, no quisimos arriesgar así que elegimos la más transitada, pero también la más accesible y con estaciones más preparadas: Fuji-Subaru. Si eres muy profesional y quieres huir de las aglomeraciones igual te puedes animar con alguna de las otras. Son 7.5Km de subida, y el tiempo oficial son 6h para subir y 3h para bajar.

En el plano inferior vienen unas indicaciones a alto nivel con los nombres de las distintas rutas y las formas de llegar en transporte público. En el resto del post nos centraremos en Fuji-Subaru.

Rutas y transporte
Rutas y transporte

MÉTODO DE SUBIDA

Ésta si fue una decisión difícil. De hecho estuvimos deshojando la margarita hasta prácticamente 4 días antes de subir, cuando ya estábamos en Japón. Cada alternativa tiene sus pros y sus contras, aquí te presentamos los principales que evaluamos nosotros, para que puedas hacer la elección en función de tus preferencias personales:

Subir de noche sin pernoctar:

Los llaman “bullet climbers” y oficialmente es la menos recomendada, porque es la más agotadora y por tanto la que más riesgo de mal de altura o de tener que dar media vuelta conlleva. Se trata de coger un autobús por la tarde directo desde Shinjuku hasta la 5ª estación (2700 yen i/v, 2h25min, horarios aquí). Se empieza a escalar a eso de las 8/9 de la tarde, bien equipado con frontales, para poder llegar a la cima antes del amanecer, sobre las 4 de la mañana.

Pros:

  • El nivel de aventura es máximo, subiendo de noche, entre la niebla, o viendo las luces de Tokio al fondo
  • Disfrutas del amanecer (para eso Japón es el país del sol naciente)
  • Te ahorras una noche de alojamiento (muy recurrido por mochileros low cost)

Contras:

  • Agotadora, ya que hay que sumar al cansancio propio de la subida y del mal de altura el no haber dormido, por lo que tiene su riesgo. No duermes hasta que coges el autobús de vuelta a Shinjuku sobre las 9 de la mañana.
  • Mucho frío por la noche.
  • La iluminación es exclusivamente del frontal, y el recorrido tiene tramos complejos que pueden ser peligrosos para los tobillos si no vas con cuidado.
  • Atasco para ver el amanecer. Leímos en varios foros gente que tuvo que estar literalmente parada 1h a falta de media hora para la cima debido al atasco. Y una hora parado, a 0º, con rachas de viento fuerte se hace muy muy largo especialmente si no vas bien equipado.

Fuji

Subir de noche pernoctando:

Oficialmente la más recomendada. Consiste en hacer noche en alguno de los albergues que hay en las estaciones durante la subida. Normalmente tienes que estar en los albergues sobre las 17/18. Se puede llegar directo a la 5ª estación con el mismo autobús del caso anterior desde Tokio. Empiezas a subir sobre las 14, caminas unas 2/3 horas dependiendo de la estación en la que se encuentre el albergue, cenas y haces noche, y a la 1/2am te despiertas para completar el resto de la subida y ver el amanecer. Puedes consultar la disponibilidad de los albergues aquí. En algunos se puede reservar en inglés por teléfono, o incluso tienen la posibilidad de reservar online.

Pros:

  • Es la alternativa más descansada, ya que divides las 9 horas de recorrido total entre dos días.
  • Ves el amanecer.

Contras:

  • Los alojamientos suelen ser caros, unos 90€ por persona, con cena y desayuno.
  • Hemos leído comentarios de que es muy difícil descansar en los albergues si no eres de buen dormir. Muchos albergues son colchonetas en el suelo o literas en salas con muchísima gente (¡lleva tapones!).
  • Sigue la pega del frío y la visibilidad.
  • Atasco para ver el amanecer.
Vistas desde el Fuji
Vistas desde el Fuji

Subir y bajar de día:

Ésta es una opción intermedia entre las anteriores, y en nuestro caso tras mucho deliberar la opción elegida. En este caso se hace noche en uno de los pueblos cercanos, Kawaguchiko o Fujisan. Desde allí se madruga para coger uno de los primeros autobuses que sube hasta la 5ª estación (1h, 2100Y i/v). Nosotros cogimos el primero, a las 6:40am, con lo que a las 7:45 ya estábamos empezando la subida.
También se podría hacer yendo directos desde Tokio en el autobús de los casos anteriores, pero el primero te dejaría en la 5ª estación sobre las 9:10. Además haciendo la noche en los pueblos cercanos (zona de los Cinco Lagos) puedes aprovechar el día anterior o posteriores para hacer una ruta por la zona, o para visitar alguno de los Onsen de los alrededores.

Se sube y baja en el mismo día, por lo que se has madrugado y empiezas sobre las 8am, a las 17 deberías estar listo para volverte.

Pros:

  • Menor frío, y menor riesgo de tropiezos por no ir de noche.
  • Se evitan aglomeraciones.
  • Puedes disfrutar de bonitas vistas durante la subida

Contras:

  • No se ve el amanecer. Nos tiraba mucho, pero al final decidimos que repetiríamos la experiencia subiendo al Teide, que el amanecer será al menos igual de bonito 🙂

Para evaluar rápido el resumen de pros y contras hemos hecho esta tablita con nuestras percepciones personales:

LA EXPERIENCIA

Lo primero que debemos decir es que la experiencia fue más que gratificante, la disfrutamos muchísimo y fue sin duda uno de los tops de la visita a Japón. Pero también hay que dejar claro que no es para todos los gustos, y que hay que estar un mínimo en forma.

Pensábamos que serían pistas de tierra muy sencillas, pero nos encontramos con tramos que literalmente hay que ayudarse con las manos en el suelo para escalar entre las piedras. Luego veías los abuelillos de 80 años más arriba y te preguntabas cómo habrían pasado por allí, pero es que los japoneses están hechos de otra pasta (o tenemos que apuntarnos todos a Taichi).

Imprescindible para disfrutarla es ir bien equipado, con suficientes capas de abrigo, impermeables, y comida y bebida de sobra. En nuestro caso la mayor parte de la subida fue entre nubes, por lo que usamos mucho el chubasquero, pero de vez en cuando se despejaba y podías disfrutar de unas vistas impresionantes. La subida se nos hizo muy rápida, se hace entretenido porque (siguiendo las recomendaciones para cansancio y mal de altura) te vas parando en todas las estaciones a tomar algo (chocolate, o barritas…) y algo de agua.

Al llegar a la cima la sensación es un poco indescriptible, todo son caras de felicidad y satisfacción personal alrededor. Hasta pusimos un sello del Fuji en el pasaporte para la posteridad. Se puede ver el enorme cráter del volcán. Existe la opción de dar la vuelta al cráter, que se tarda en torno a una hora si has llegado con energía suficiente.

Cráter Monte Fuji
Cráter Monte Fuji

La bajada es un poco más tediosa, porque el objetivo ya estaba cumplido, y es un zigzag de piedritas bastante monótono que se hace un poco largo. En total nos llevó 4 horas para subir 3 para bajar.

Si te gusta la aventura no lo dudes, ¡anímate a subir el volcán sagrado!

Bajando el Fuji
Bajando el Fuji

Extras a tener en cuenta:

  • En esta ruta la bajada es por distinto sitio que la subida. Tras llegar a la cima se gira a la izquierda, y unos 100 metros más allá hay un desvío con una flecha que indica la bajada de la Fuji-Subaru.
  • La bajada de la Fuji-Subaru y Subashiri empieza igual, y como a mitad de la bajada se separan. El desvío viene bien indicado con bastantes carteles, pero hay que estar atento.
  • Como a la media hora de salir de la quinta estación hay un desvío, y hay que ir hacia la derecha “para arriba” siguiendo la indicación “Fui-Subaru” en lugar de “Yoshida”. Aunque el resto del trayecto puedes ver los dos nombres, aquí se separan. Justo mientras mirábamos el cartel para ver por dónde ir, unos simpáticos montañeros nos dijeron que a la derecha, que ellos la noche anterior se habían confundido y tardaron 1 hora en hacer los 15 minutos que faltan desde ese punto hasta la 6ª estación…
  • Habíamos leído que estaba demasiado sobreexplotado para los turistas, y hay cosas en las que se nota. Por ejemplo en todos los baños te cobran 2/3€ por ir, y las botellas pequeñas de agua están hasta a 4€. Además justo al empezar a subir te quieren cobrar una entrada de 1000Yen por persona, pero no es obligatoria, sólo una donación.
  • Qué llevar
    • Agua (1.5L por persona)
    • Comida: chocolate, barritas energéticas, plátanos, frutos secos, bocadillos… Interesante llevar cosas que se puedan comer fácil en las paradas en las estaciones para que luego no te de la pájara.
    • Ropa de abrigo: Muy importante por la noche, pero también por el día. Puede hacer mucho frío, y más vale que sobren capas (camisetas térmicas, polares, gorro, braga, guantes…).
    • Impermeable: Para la persona y para la mochila.
    • Gafas de sol, gorro y crema solar. Llegas a 3.776, y a esa altura el sol pega mucho. Hay que protegerse incluso si no te da calor. A nosotros sólo nos dio sol durante una hora en total por lo que no fuimos cuidadosos, y al llegar al hostal teníamos la cara quemada y hasta un episodio de insolación…
    • Zapatillas o botas de montaña: Como comentamos hay zonas de terreno complicado así que es recomendable un buen calzado.
    • Frontal si subes por la noche.

1 comentario en “Japón- Subida al monte Fuji

  1. Gracias por el resumen y la evaluación visual de la subida. Ha sido de gran ayuda. Pretendo subir este julio y ando leyendo diferentes opciones. Sin duda de momento teniendo Hostal en Kawaguchiko me inclino por la subida de día.
    Saludos y … ¡a seguir patrullando!

Deja un comentario

error: Content is protected !!